Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Lecturas a propósito del Día de África

La celebración de los días de, también en Educación, corre el peligro de partir de planteamientos descontextualizados, aproximaciones superficiales y sentimientos con los que mantener a raya la mala conciencia. Sin embargo, y pese a todo, los días de sí cumplen una función: sacan a la luz realidades y problemáticas que de otra manera permanecerían ocultas.

Sin ir más lejos, ayer (25 de mayo) celebramos el Día de África. Seguramente sean muchas las personas (y los docentes) que desconocían esta efeméride. Habrá quien piense que por qué celebrar un día de África y habrá quien incluso se plantee que qué sentido tendría hacerlo en tierras turolenses. Sobran, no obstante, los motivos: la geografía, la historia o la demografía avalan poner el foco, y no solo por un día, en el continente vecino.

A modo de ejemplo: la capital de estado extranjera más cercana en línea recta a la ciudad de Teruel es Argel; las huellas árabes en la historia, el arte, la toponimia o la lengua locales son perfectamente reconocibles; y el INE nos dice que a 1 de julio de 2021 contábamos con 5.370 vecinos/as de origen africano en toda la provincia de Teruel.

La celebración del Día de África en nuestras tierras sería la ocasión perfecta para romper con las imágenes estereotipadas que nos llegan del continente y que lo vinculan o con las catástrofes de diferente naturaleza o con la conmiseración y la lástima. Sería la oportunidad de desandar el relato grabado a fuego en el imaginario colectivo por parte de los medios de comunicación, ciertos productos culturales o algunas iniciativas sociales. Quienes ya tienen cierta edad no tendrán muchas dificultades en recordar las múltiples imágenes de guerras y hambrunas, las peripecias de “Tintín en el Congo” o la hucha del negrito del DOMUND, por poner solo unos ejemplos.

Las noticias en positivo del continente, por suerte, cada vez se cuelan con más frecuencia en unos medios de comunicación donde la visión occidental del mundo parece ser la única y, por supuesto, la buena. ¿Cómo escamotear, por ejemplo, que el último Premio Pritzker recayó en el arquitecto de origen burkinés Francis Keré o el último Premio Nobel de Literatura en el escritor de origen tanzano Abdulrazak Gurnah?

Yendo al terreno educativo, cada vez son más las voces que claman contra la invisibilización de las mujeres en el currículum. Se ha creado incluso un neologismo para ponerle nombre: criptoginia. Después de recorrer las diferentes materias que componen el currículum, podríamos sacar la conclusión de que los hombres lo han hecho todo, mientras que las mujeres no han hecho nada. El proyecto “Women’s Legacy” liderado por Ana López-Navajas busca poner fin a todo ello recuperando la aportación de las mujeres al patrimonio científico y cultural. El fin no es dedicar un día a las dramaturgas barrocas, por ejemplo, sino explicar el teatro barroco a partir también de las aportaciones de las mujeres.

De manera similar, el currículum privilegia una visión del mundo occidental, condenando a la oscuridad al resto de tradiciones consideradas periféricas. Para empezar, podríamos preguntarnos cuestiones como en qué proporción está presente lo africano en el currículum o en los libros de texto, cuántos autores ocupan las estanterías de nuestras bibliotecas escolares o cuántos textos literarios de autores africanos han leído nuestros estudiantes al acabar la escolarización obligatoria. Las respuestas a estas cuestiones son de sobra conocidas y ponen de manifiesto cómo estos espacios en sombra nos empobrecen a todos/as.

Para poner remedio a esta amnesia programada, la enseñanza de la literatura debería dar un giro absoluto para tratar de “añadir mundos al mundo”, en palabras de Sonia Fernández Quincoces en su blog literafricas.com, sin lugar a dudas el mejor espacio virtual en español sobre literaturas africanas. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es entrar libres de prejuicios y de estereotipos en el luminoso mundo de las literaturas que nos llegan del continente. Después, poner luz ante dudas razonables que nos puedan surgir: ¿existen las literaturas africanas?, ¿quién es un autor/a africano/a? o ¿en qué lengua deben escribir los autores/as africanos/as? Y por último, leer, sobre todo, leer.

La categoría literatura africana puede ayudarnos a orientarnos y a saber de qué estamos hablando. Sin embargo, no deja de ser un ejercicio de simplificación que poco tiene que ver con la realidad literaria de todo un continente (en el que físicamente cabría toda Europa, Estados Unidos, China, India y Japón). Es preferible hablar de literaturas africanas, aunque el plural tampoco dé cuenta de la riqueza de autores/as, obras, temas, estilos, etc. que podemos encontrarnos. Además, podemos plantearnos quién entra en la categoría de autor/a africano/a. A este respecto, los vínculos pueden ser también muy variados: el nacimiento, la residencia, el origen de los padres, etc. Y respecto a la lengua en la que escribir, las opciones son también variadas: las lenguas autóctonas, las lenguas coloniales u otras.

¿Por dónde empezar a leer? Estas son solo algunas de las sugerencias de lectura. Por suerte la edición en español de obras de autores/as africanos/as vive un momento de expansión que hace que esta lista nazca ya incompleta. Estos son algunos de los autores/as a los que seguir la pista: Boubacar Boris Diop, Fatou Diome, Emmanuel Dongala, Tahar Ben Jelloun, Faïza Guène, Maryse Condé, Gaël Faye, Ken Bugul, Mariama Bâ, Mahi Binebine, Kopano Matlwa, NoViolet Bulawayo, Ama Ata Aidoo, Chimamanda Ngozi Adichie, Taiye Selasi, Yaa Gyasi, Ngũgĩ wa Thiong’o, Abdulrazak Gurnah, J. M. Coetzee, Chinua Achebe, Teju Cole, Hisham Matar, Chigozie Obioma, Maaza Mengiste, Naguib Mahfud, Mia Couto, José Eduardo Agualusa, Donato Ndongo, Trifonia Melibea Obono…

Y por último, ¿dónde encontrar más información sobre literaturas y culturas africanas? Además del blog literafricas.com, son interesantes estos sitios virtuales: Casa África (casafrica.es/es), Wiriko (wiriko.org/), Afribuku (afribuku.com) y África no es un país (elpais.com/planeta-futuro/africa-no-es-un-pais/).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Best Practices Bank

One of the small scale products of EquALL(ING) Erasmus+ KA204

+EducaVidaLIC

El blog de libros, idiomas y comunicación del CP Ángel Sanz Briz de Teruel / El blog de llibres, idiomes i comunicació del CP Ángel Sanz Briz de Terol / O blog de libros, idiomas y comunicazión d'o CP Ángel Sanz Briz de Teruel

+EducaVidaTIC

Consulta las categorías en el menú de la derecha

+EducaVida

Espacio de acompañamiento profesional y humano del docente. Una idea del Centro de Profesorado Ángel Sanz Briz

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: